Los amigos de Steve Marriott

Hay dos grupos ingleses de los años 60 que por alguna razón no han pasado al olimpo del rock: The Herd y Spooky Tooth. Ambos eran grupos muy diferentes entre sí. El primero se acercaba a la psicodelia dominante en los últimos años de la década, y el segundo convertía los medios tiempos y los riffs hardrockeros en su seña de identidad.

The Herd estaba liderado por un jovencísimo Peter Frampton, que con 17 añitos y con canciones tan soberbias como “I Can Fly” o “From The Underworld” se convirtió en uno de los rostros más populares de la televisión británica. Pero su éxito apenas duró dos años.

Spooky Tooth nunca fueron tan populares. Sólo por su segundo trabajo (Spooky Two), que incluía la obra maestra “Evil Woman”, merece que se les recuerde. Mike Harrison tenía una voz desgarrada e inconfundible, Gary Wright a los teclados era el alma del grupo, pero el que dotaba de un ritmo innovador a cada una de las canciones era el bajo afilado de Greg Ridley, con un sonido muy similar al de John Entwistle en The Who.

Cuando el superhéroe Steve Marriott decidió abandonar el pop psicodélico que le había famoso junto a los Small Faces para acercarse más al blues y al hard rock, les propuso su idea a sus amigos Frampton y Greg Ridley. Se llamarían Humble Pie y publicaron su primer trabajo “As Save as Yesterday is” en abril de 1969.

Había nacido una de las primeras superbandas (retales de otras bandas) de la historia del rock. CSN&Y estarían lo más arriba en esa lista (Crosby ex-Byrds, Stills ex-Buffallo Springfield, Nash ex-Hollies, y el fabuloso Neil Young apareciendo y desapareciendo de la formación como el río Guadiana). A la derecha de CSNY estarían los Cream de Eric Clapton y a su izquierda los Yardbirds de Jimmy Page y su derivación Led Zeppelin.

Humble Pie comenzaron tan cerca del blues como del folk. Sus dos primeros discos así lo demuestran. El single “Natural Born Boogie” llegó al número 4 de las listas británicas y les dio el éxito al instante. A partir de ahí Marriott se fue acercando cada vez más al rock duro. A principios de los 70 sus giras eran incendiarias y su melena cada vez más larga. “Town and Country”, “Humble Pie”, “Rock On” y el directo “Rockin’ at the Fillmore” son álbumes casi perfectos. En el 72 Peter Frampton dejó el grupo para convertirse en una megaestrella años más tarde con su celebérrima “Show Me The Way”. Marriott seguiría cuatro años más haciendo discos muy buenos (destacar sobre todos “Smokin”), pero las ventas no acompañaron.

Dejaron grandes canciones para la historia del rock: Shine On, Alabama ’69, Desperation, Stone Cold Fever, I Don’t Need No Doctor, Home and Away, 30 Days in The Hole, C’mon Everybody…

Me ha divertido mucho encontrar el vídeo de una de mis favoritas del segundo disco: “The Sad Bag of Shaky Jake”.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: